Entrevista a Sergio Rodríguez, responsable de participación de elmundo.es

Comienzo hoy la publicación de una serie de entrevistas que realicé entre finales de 2010 y mediados de 2011 a algunos de los responsables de los principales medios online de España. En esta ocasión reproduzco la conversación que mantuve con Sergio Rodríguez, responsable de participación de elmundo.es y autor de El Catalejo, acerca de la estrategia que el medio de Unidad Editorial ha seguido en la implantación del formato blog.

El primer blog alojado en un medio online en España, con todos sus elementos característicos, fue Retiario, en elmundo.es, en el año 2004. Un año después nacieron El Descodificador, El Escorpión y Política Blog. ¿Hubo algún otro precedente en elmundo.es?

A grandes rasgos, esos fueron los comienzos. El blog de Pepe Cervera, que luego se ha movido por diferentes sitios y ahora está en Televisión Española, fue el primero en España. Por entonces se hacían relativamente pocos, y muy cuidados; ahora se hacen muchos más y a veces son menos concretos.

Ustedes disponen de una extensa nómina de blogs y con una gran variedad de perfiles profesionales, unos son redactores de la plantilla y otros firmas de prestigio, como por ejemplo Fernando Sánchez Dragó o Inocencio Arias. ¿Cuál de los dos formatos es el más exitoso?

Yo creo que no depende tanto de quién lo hace. Aunque suene a tópico, Internet democratiza, salvo en casos como, por ejemplo, el de Pedro J. Ramírez. El éxito no depende tanto del autor, sino de lo que se habla, del post concreto. Por eso, en ocasiones los blogs más leídos son los de sexo, televisión, gadgets o tecnología, y, sin embargo, por ejemplo, a los de literatura les cuesta más. Dicho esto, obviamente sí hay autores muy reconocidos cuyo blog, en elmundo.es, va la gente buscando, como es precisamente el caso de Sánchez Dragó. De hecho, cuando rediseñamos el site había muchos lectores que no encontraban los blogs y llamaban a la sección: “No encuentro el blog de Arcadi Espada o el de Sánchez Dragó. ¿Dónde los habéis puesto?”. Y teníamos que explicarles cómo se llegaba, porque los quitamos de la cabecera. Pero, en cuanto al tráfico, lo que mejor funciona es el tema del que se habla, el post concreto. Un día puedes hacer un post que ponga “sexo” o “Facebook” y se lee mucho y otro hablas de cualquier otra cosa en el mismo blog y no interesa tanto. En Internet importa tener autores reconocidos, pero no tanto como en el papel.

Sergio Rodríguez (Fuente: elmundo.es)

¿Cómo es el proceso de creación de un blog en elmundo.es? ¿De quién parte la iniciativa?

Los blogs los aprueba el director o el subdirector de elmundo.es o de El Mundo. Si tienes una propuesta, puedes entrar en el despacho de alguno de ellos y comentarla. Ellos lo pensarán y te podrán decir “sí” o “no”, pero la decisión siempre es suya. En el caso de los colaboradores externos, normalmente funciona al revés y suele ser el medio quien propone a alguien que haga un blog. También hay ocasiones en que te llaman desde fuera. Por ejemplo, los responsables de la próxima película de Borja Cobeaga, “No controles”, me llamaron a mí y me hicieron una propuesta, que, tras consultarla con los responsables del periódico, y que estos la aprobaran, se va a poner en marcha. En definitiva, las propuestas llegan por todas las vías.

¿Cómo se estipula la remuneración de los blogueros? ¿Tienen algún modelo estándar?

Unos cobran y otros no. No hay una regla. Depende de cómo se negocie y de las circunstancias laborales de cada uno. Es más particular que general, pero, por supuesto, la mayoría de colaboradores suelen cobrar. Eso no tiene vuelta de hoja.

¿Me puede facilitar datos de audiencia de los blogs más leídos?

No, no puedo. Pero, si ves la sección de secciones más leídas puedes hacerte una idea. Suelen estar los contenidos de El Teletridente, Cama Redonda, La cama de Pandora o El Gadgetoblog. A bote pronto mi impresión es que, más o menos, estos son algunos de los más exitosos, pero no te lo puedo certificar con datos.

Los personajes públicos que mantienen un blog durante un periodo determinado, por ejemplo Rafa Nadal o algunos políticos durante el periodo de elecciones, ¿confeccionan personalmente los contenidos o tienen un “negro” a su cargo?

Depende de cada uno. Hay todo tipo de casos. No obstante, me parece lógico. Es como cuando critican que el Twitter de Obama no lo hace él. ¡Yo me preocuparía si lo hiciera Obama porque eso significaría que no está trabajando! Normalmente todo parte del autor de un blog y engaña poco. A lo mejor él le cuenta a su representante la historia, este posteriormente la rehace y la manda. Finalmente, siempre hay alguien que la edita para que quede bien hecha, pero siempre parte de una realidad y nunca es ficción.

Ustedes fueron uno de los medios pioneros en el uso del videoblog ¿Podría resumir cómo ha sido la evolución de estos espacios en elmundo.es?

Los primeros probablemente fueron Entre bits y chips, El camerino o El móvil de Bobby. Luego hubo una pequeña “explosión” de videoblogs que han ido desapareciendo, porque eran formatos muy antiguos y que tampoco tenían un gran tráfico. Finalmente nació el videoblog de Pedro J. Ramírez.

Habla de una “explosión” de videoblogs. Me imagino que se refiere a aquellos espacios que se encontraban a cargo de David Gistau, Carlos Toro o Pablo Jáuregui. ¿Por qué decidieron cerrarlos?

En primer lugar, porque salió Orbyt y la mayoría de estos formatos ahora se hacen en esta plataforma; en segundo lugar, porque no funcionaban tan bien como otros formatos. El que realmente funcionaba bien, y que de momento sigue en abierto, es el de Pedro J. Ramírez. El formato de los videoblogs de Orbyt es diferente al de los de la sección. En los primeros se hacen, por ejemplo, análisis de bolsa o vídeos donde un redactor habla con otro sobre algún tema concreto; en la sección nos encargamos de otros como Entre bits y chips o el Móvil de Bobby, un formato más de reportaje, más de “última hora” o de noticia.

En mi opinión, el videoblog de Pedro J. Ramírez es un formato muy acertado, dado que, independientemente de si comulgas o no con sus opiniones, en él prima el valor de la figura de su autor, de un personaje muy fácilmente reconocible por el público y con unas visión de la actualidad muy determinada.

Este videoblog emula en cierta manera al formato que en televisión denominan ‘busto parlante’ y que requiere de alguien con mucha personalidad, con un nombre muy fácilmente reconocible por la audiencia. De cualquier otra forma es mucho más difícil que funcione. Para ello, habría que buscar un tipo de reportaje muy concreto. Este formato es muy complicado y exclusivo para casos muy concretos y gente muy conocida; el resto es muy difícil que funcionen. Un espacio que para mí representa el ejemplo de un videoblog bien hecho, que da en el clavo, es el de David Pogue en nytimes.com. En este espacio habla de “cacharritos” y, además, canta, se tira a la piscina con una cámara submarina, y hace cosas de este estilo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>